ico

Blog

You are here: Home » Page 4

Normas de calidad que serán objeto de actualización de los siguientes productos:

Aceites de oliva

Aceites vegetales

Conservas vegetales

Miel

Caldos, consomés, sopas y cremas

Galletas

Patatas fritas y productos de aperitivo

En relación a los productos comentados, teniendo en cuenta la información que el Ministerio ha facilitado es previsible que las primeras actuaciones las veamos en materia de aceite de oliva, con lo que el Real Decreto 308/1983 será derogado y contaremos con una nueva norma de calidad aplicable al aceite de oliva.

Información Nutricional Obligatoria

Desde el pasado día 13 de diciembre ha entrado en vigor la obligatoriedad de incluir, dentro de la información alimentaria obligatoria, lo concerniente a la información nutricional; tal y como establece el Artículo 9, apartado l) del Reglamento (UE) 1169/2001 de 25 de octubre de 2011.

etiqueta1

Por su parte, el articulo 30 del citado Reglamento especifica los datos que incluirá dicha información nutricional obligatoria, como son:

  • El valor energético: proporcional a la cantidad de energía que puede transmitir un alimento al quemarse en presencia de oxígeno. Se mide en calorías (1 caloría = cantidad de calor necesaria para aumentar en 1ºC la temperatura de 1 gramo de agua)
  • Las cantidades de:
    • Grasas: se trata de un término para denominar a varias clases de lípidos; pudiéndose diferenciar; según el tipo de ácido graso predominante, entre grasas saturadas y grasas insaturadas; pudiendo estas ser monoinsaturadas o poliinsaturdas. Además existe la figura de las grasas trans, que se obtienen a partir de la hidrogenación de aceites vegetales; pasando de ser insaturadas a saturadas.
    • Ácidos grasos saturados: uno de los tipos de grasas que es sólido a temperatura ambiente. Aparece por ejemplo en productos como el tocino, sebo, manteca de cacao… La mayoría de grasas saturadas son de origen animal, si bien hay algunas de origen vegetal, como pueden ser el aceite de coco o el aceite de palma.
    • Hidratos de carbono: son moléculas compuestas por carbono, hidrógeno y oxígeno, que tienen principalmente función energética y función estructural dentro del organismo.
    • Azúcares: son un tipo de hidratos de carbono, generalmente de sabor dulce, y entre los que podemos diferenciar los monosacaridos, constituidos por una única unidad y denominados también azúcares simples; disacaridos, conformados por dos monosacáridos; y los polisacáridos; que están formados por gran cantidad de monosacáridos.
    • Proteínas: se trata de moléculas formadas por aminoácidos y que tienen una importantísima función en el organismo, especialmente en aspectos estructurales.
    • Sal: nutriente fundamental para un óptimo estado de salud, pues contribuye en la hidratación además de ayudar a controlar la cantidad de agua en el organismo. Tiene una importante función, también, en la emisión de determinados impulsos del sistema nervioso al cerebro.

En la mayoría de los casos, se hará necesario; para poder determinar sin ninguna duda los % de cada uno de estos nutrientes en la composición de un alimento, el efectuar un Estudio Nutricional a través de un laboratorio acreditado, a fin de evitar posibles errores en el etiquetado obligatorio de alimentos que pudieran ser considerados un posible fraude comercial.